Cinco razones para comprar un lector de libros electrónicos Kindle.

Pubicado enDeja un comentarioCategoríasMiscelánea

Desde el año 2017 soy usuario de un lector de libros electrónicos, un Kindle. Hasta el día de hoy, había hablado muy poco del tema y salvo mi familia y algún amigo cercano sabían de esta “nueva afición” mía por la lectura digital.

Antes de comprar el Kindle me negaba, como todo lector tradicional, a pensar en vivir la experiencia de leer por placer en un dispositivo de estos…sí, al igual que muchos de los que dicen preferir un libro y disfrutar de la textura de sus páginas, su tipografía, arte, e incluso olor, yo pensaba lo mismo y aunque desde hacía más de diez años leía mucho a través de la pantalla de mi computadora, lo hacía sobre todo como parte de mis estudios o del trabajo. En cambio, en lo que se refiere a la lectura de textos literarios o de otros tipos, pero que leía por gusto, por el placer íntimo de saber que era yo quien los elegía, prefería los libros físicos. Disfrutaba, y disfruto todavía, aunque ahora no de manera exclusiva, de cambiar sus páginas, de hacer anotaciones, de subrayarlos, de avanzar y retroceder moviendo mis dedos entre sus hojas de papel. Así que durante años me negué simplemente a dejar o sustituir esta experiencia.

Como les dije, compré el Kindle hace casi tres años, los motivos concretos fueron dos: en primer lugar, porque ya no sabía dónde colocar los libros que compraba y adquirir un librero más era invertir prácticamente lo mismo que lo que pagué por el Kindle. El segundo motivo era que ya entonces empezaba a leer en mi tablet, pero me quejaba de su peso, el brillo de la pantalla y sobre todo de lo limitado de la batería. Fue entonces cuando elegí comprar el lector digital Kindle…sé que hay muchas marcas para elegir y era igual entonces, pero después de investigar un poco, me decidí por el que domina el mercado y estoy más que satisfecho.

Una vez con mi Kindle, confieso que al principio sentía una especie de culpa gustosa por leer en él, porque rápidamente me di cuenta de todos sus beneficios, pero seguía extrañando la lectura en un libro de papel. Cosa curiosa, supongo. Pero hace apenas unos minutos, después de terminar un libro digital más pensé en el tema con cierta calma, así que a continuación quiero escribir y compartir con ustedes cinco razones para que se animen también a disfrutar de un lector electrónico.

  • Porque es mejor leer en un Kindle que en una tablet, iPad o smartphone. No sé ustedes, pero uno de los mayores placeres para mí sería ir a la playa, pedir una bebida y acostarme en una hamaca a leer algún libro o documento digital, pero claro eso es casi imposible de hacer desde una tablet, iPad o celular inteligente. La razón es que esos dispositivos funcionan con pantallas LCD retroiluminadas que, en lugares donde hay mucho brillo (yo menciono la playa, pero en cualquier sitio del exterior suele ocurrir lo mismo) son difíciles de leer porque molestan la vista, eso sin mencionar que por su peso después de unos minutos llegan a cansar un poco. Otro punto es la batería que, sobre todo en los celulares, suele durar mucho, pero mucho menos tiempo que el de un lector de libros electrónicos (la duración promedio de uno de estos dispositivos suele rondar las dos semanas leyendo todos los días y más de un mes estando en reposo). Un Kindle funciona a base de tinta electrónica que es más cómoda para los ojos y que incluso da la apariencia de estar leyendo en una hoja de papel; referente a su peso son muy ligeros y cuentan con bandas de sujeción que te permiten tomarlos con una sola mano sin mayor dificultad.
  • Por las funciones y características del Kindle, todas ellas centradas en la lectura. Cuando lees a través de un Kindle puedes subrayar una palabra, oración o idea con simplemente pasar un dedo por encima y lo mismo aplica para escribir una nota sobre el contenido que estás revisando. Igualmente cuentas con tres posibilidades de investigación de una palabra, 1) un diccionario incorporado, de la RAE para la lengua española, 2) un diccionario traductor a cientos de lenguas y 3) una búsqueda directa a través de Wikipedia. Y por si eso fuera poco puedes compartir directamente a tu correo electrónico o al de cualquier otra persona un fragmento sobre lo que lees…así que leer en un Kindle es tan práctico que te olvidas de marcatextos, lápiz y libreta, diccionarios, e incluso la necesidad de detener la lectura para compartir lo que te inspira con otras personas.
  • Porque ofrece la posibilidad de leer muchos libros en forma gratuita o a bajo costo. Una vez que compras tu Kindle, si así lo deseas, puedes explorar entre miles de libros gratuitos que van desde obras clásicas de la literatura universal, hasta obras de menor prestigio, pero muy atractivas para todos los gustos y edades. Igualmente, si deseas “hojear” un libro antes de comprarlo puedes solicitar que Amazon te envíe unas cuántas páginas para decidir por ti mismo(a) si te agrada como para comprarlo. Mención aparte su famosa suscripción a Kindle unlimited que por $129 pesos mensuales, si decides adquirirla, te permite leer entre diferentes miles de libros sin otro pago extra. Finalmente, y de manera obvia si no quieres pagar suscripción alguna puedes comprar cada libro que elijas, sabiendo que el precio siempre será menor que el de un libro físico ya que la editorial que lo vende no gasta en papel, trasporte, ni almacenaje…por ponerte un ejemplo: acabo de consultar el libro Jaque al psicoalalista y en su versión física, de pasta blanda, cuesta $348; en cambio para leerlo en tu Kindle, la versión electrónica cuesta $149, es decir, menos de la mitad.
  • Por su costo. Claro que un lector de Ebook cuesta más que un libro tradicional, pero después de comprar unos cuantos libros electrónicos y ahorrar la diferencia del libro físico termina siendo una excelente inversión. El lector que yo tengo es el Kindle Paperwhite, 300ppi generación 7 de 4GB para almacenamiento de cientos de libros. En el 2017 lo compré por $1,999, sin embargo, ese modelo ya está descontinuado en Amazon, pero en cambio tiene los siguientes:
    • El Kindle 10ª generación-2019, 167ppi de 4GB, que cuesta $1,899. Lo puedes comprar en este enlace: https://amzn.to/2Vbi0Li.
    • El Kindle Paperwhite 10ª generación, 300ppi de 8GB que cuesta $2,699. Similar al que tengo en cuanto a calidad de imagen, pero ahora contra el agua y de mayor capacidad. De momento está agotado, pero si llegan a venderlo de nuevo les aviso aquí: lesaviso
    • El Kindle Paperwhite 10ª generación, similar al anterior, pero de 32GB que cuesta $3,499. Lo puedes comprar en este enlace: https://amzn.to/3i9A2r0
    • El Kindle Oasis, ahora con luz cálida ajustable, contra el agua, batería que dura meses (los otros duran semanas antes de necesitar recargarse) y de 7 pulgadas (los otros son de 6), 300ppi de 8GB, $5,649. Lo puedes comprar en este enlace: https://amzn.to/2YD43rI

Estos son los modelos que se ofertan para México y todos cuentan con luz integrada. Para otros países venden otros modelos más caros, tal como una versión para niños reemplazable ante daños y que en lugar de tener la carcasa en color negro o blanco también se vende en azul y rosa.

  • Por contar con excelentes características secundarias. Los Kindle son muy rápidos: tanto para encender, como para descargar un libro nuevo, para acceder a sus funciones e incluso para apagarlo. otra razón es que desde la configuración inicial tú eliges la dirección de correo electrónico para tu Kindle (ejemplo juanlopez@kindle.com) y así cada vez que envías un archivo al mismo puedes descargarlo y leerlo en tu dispositivo, ya sea en formato PDF o bien anotando la palabra “convert” y leerlo en el mismo formato que los Ebook. Una más es que puedes compartir uno de tus libros con un familiar o amigo durante 14 días, que sería el equivalente a prestarlo en físico, pero con la garantía de que te lo devuelvan. Y aunque hay algunos beneficios más, termino diciendo que son un excelente regalo para las personas que les gusta leer, pero tienen problemas de visión ya que pueden aumentar el tamaño de las letras tan grande como lo decidan, pueden cambiar la orientación de la página (horizontal, vertical), modificar el tipo de fuente y como ya lo dije antes, leer de noche por su pantalla iluminada sin necesitar lámparas.

Respeto a todos los que siguen guardando ese amor por los libros de papel y creo que esos nunca serán sustituidos. Sin embargo, al igual que las ferias del libro que ahora cuentan con áreas específicas para libros electrónicos, creo que no haría mal si de a poco nos sumamos a los cambios tecnológicos que están pensados para facilitarnos la vida. Yo, por ejemplo, ahora puedo ir a donde guste sin tener que cargar uno, dos o más libros, basta con asegurarme de llevar mi Kindle y disfrutar de la fascinante experiencia de leer por placer.

Kindle

Si alguien tuviera una duda y está en mí ayudarle, con gusto puedo hacerlo…


Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.